A 20 años de acuerdos de paz en Guatemala, sociedad civil pide más apoyo a la UE para protección defensores DDHH

A 20 años de acuerdos de paz en Guatemala, sociedad civil pide más apoyo a la UE para protección defensores DDHH

  • Asamblea EuroLat alerta sobre la grave situación de defensores en el país centroamericano
  • Defender los derechos humanos en Guatemala se ha convertido en una labor de alto riesgo
  • Las defensoras sufren más ataques como consecuencia del contexto de discriminación contra las mujeres imperante en el país

Comunicado de prensa

Bruselas, 10 de diciembre de 2016. En ocasión de la conmemoración, este mes, de los 20 años de la firma de los Acuerdos de Paz en Guatemala y, en el marco del día internacional de los derechos humanos, la red europea de ONGs Grupo Sur, con sede en Bruselas, recuerda a la UE que sigue siendo necesario rescatar los objetivos y las estrategias que hace dos décadas fueron planteadas en ellos para garantizar la seguridad, la estabilidad, la integración de los pueblos indígenas y el respeto a los derechos humanos en el país centroamericano.

A pesar del marco jurídico, político e institucional vigente en Guatemala, Grupo Sur denuncia las amenazas, coacciones y asesinatos a los que se enfrentan las y los defensores de derechos humanos, en especial quienes defienden los recursos naturales y se oponen a los megaproyectos extractivos y a los monocultivos, muchos de ellos financiados con capital europeo.

Esta situación ha sido reconocida por la Asamblea Euro Latinoamericana EuroLat en su última declaración en la que se recalca la necesidad de poner fin a la tendencia, cada vez mayor, de hacer un uso indebido del sistema judicial penalizando la protesta civil pacífica en el país y criminalizando a las personas defensoras de los derechos humanos. En este sentido, Grupo Sur  pide que se derogue con urgencia la « Ley de túmulos» que abre la puerta a la prohibición de manifestaciones que se lleven a cabo en el legítimo ejercicio del derecho de reunión y manifestación.

En el actual contexto de incertidumbre, debido a las diversas investigaciones y a los juicios por corrupción que afectan a altos representantes de las instituciones del país, Guatemala debe dar pasos firmes hacia la consecución de avances y afrontar con voluntad política las reformas necesarias para cumplir con las obligaciones establecidas en los instrumentos internacionales de derechos humanos, promoviendo su respeto y protegiendo a la población de las vulneraciones antes mencionadas.

Grupo Sur insta a la UE y sus Estados Miembros a ofrecer el apoyo necesario a tal efecto, a dar seguimiento a las denuncias de violaciones de derechos humanos, y a presionar al gobierno guatemalteco para que investigue, sancione a los culpables  y repare a las víctimas de agresiones a personas defensoras en el ejercicio de su labor profesional.

Los esfuerzos realizados en las últimas décadas desde la Unión Europea y desde la solidaridad de la sociedad civil europea a favor del cumplimiento de los Acuerdos de Paz deben tener su continuidad hoy priorizando los derechos humanos por sobre los intereses comerciales en las relaciones bilaterales y aumentando la coherencia del modelo económico con el marco de derechos humanos. acordado por la comunidad internacional.

 

*    *   *