¿Agua para la vida o para el Comercio?

Water for life

Durante el segundo semestre de 2012, el Parlamento Europeo (PE) tendrá la oportunidad de analizar y dar su visto bueno a la implementación de un Acuerdo de Asociación (AA) entre la Unión Europea (UE) y la región de Centroaméricai,así como un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre la Unión Europea, Colombia y Perú. Estos dos acuerdos, con el denominador común de estar enfocados en el comercio, no pueden ser cambiados o modificados por el PE y su consentimiento sólo puede ser dado por mayoría sobre la base de aceptar un “todo o nada”.ii Sin embargo, si éstos fuesen aceptados por el PE tendrían graves impactos negativos en el derecho humano al agua en estos países y los más afectados serían los más pobres y vulnerables.

LA POSICIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

“El Agua es la esencia de la vida” así se refieren los documentos de las Naciones Unidas al agua como un derecho humano. Por esta razón, dicho organismo internacional ha incluido el acceso seguro al agua potable como parte de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) No.7 “Asegurar la Sustentabilidad Ambiental”iii y ha llegado a dictaminar que el “agua segura para beber y el saneamiento son indispensables para sustentar la vida y la salud, y es fundamental para la dignidad de todos.

En armonía con esta posición, la Resolución del Parlamento Europeo en el V Foro Mundial del Agua del 12 de Marzo de 2009 declaró que: “el agua es un recurso compartido de la humanidad y el acceso al agua potable debería constituirse en un derecho fundamental y universal; hacemos un llamado para que todos los esfuerzos necesarios sean hechos para garantizar el acceso al agua para las poblaciones más privadas de este recurso para 2015 (…) El agua es considerada un bien público y debería estar bajo control público, independientemente de si ésta es manejado parcial o enteramente por el sector privado”.

Adicionalmente, de cara a la Cumbre de las Naciones Unidas de 2010 que valoró el progreso hecho a fin de alcanzar los Objetivos del Milenio, la Unión Europea ha reiterado que está “firmemente comprometida con los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y trabaja para erradicar la pobreza y mejorar las condiciones de vida para 2015 (…) El desarrollo económico no debería provenir a costa del medioambiente (…)”. “El acceso al agua potable, el saneamiento e higiene son factores claves para mejorar la salud y beneficios en general para los medios de subsistencia de las personas. La Comisión trabaja con los países socios en asegurar que todas las necesidades de agua y saneamiento de las personas sean tomados en cuenta. Conscientes de que la escasez de recursos puede llevar a conflictos, la Comisión también apoya la cooperación entre países con recursos compartidos”

El OBJETIVO DE ESTE DOCUMENTO

En el contexto de este próximo y fundamental proceso de toma de decisiones del Parlamento Europeo, el objetivo de este trabajo es llamar a la atención de los parlamentarios europeos y nacionales sobre cómo los acuerdos comerciales de la UE (AA y TLC) podrían impactar negativamente en el acceso al derecho humano al agua, particularmente para las personas pobres y vulnerables en el peldaño más bajo de la sociedad. El documento se divide en tres partes: 1. El contexto en que estos acuerdos se han discutido; 2. Los posibles impactos que estos acuerdos tendrían sobre el derecho humano al agua, y 3. Los posibles pasos futuros para cambiar los resultados negativos de esta política comercial. Documento completo en Español , Inglés y Francés en Anexo