Una alianza Europea

Grupo Sur es favorable a una  Europa con cuatro rasgos esenciales:

  • Una democracia participativa que constituya el centro del proyecto europeo y rescate el papel insustituible de la ciudadanía en la gestión presente y futura de Europa; una democracia con una estructura institucional transparente, elegida directamente por las poblaciones y sujeta al control de los electores;
  • Una Europa solidaria que ponga el acento en la cooperación y la paz, como principios de las relaciones internacionales, trabajando consecuentemente por la desmilitarización, la preponderancia de la diplomacia en la resolución de los conflictos y la vigilancia estrecha de los Derechos Humanos; una Europa con política exterior propia, volcada a un nuevo orden internacional basado en la democratización del mercado y del comercio; una Europa comprometida con los marcos multilaterales internacionales y una necesaria refundación de Naciones Unidas como espacio de preservación de la paz, el desarrollo humano sostenible y un nuevo orden mundial basado en la solidaridad y la equidad;
  • Una Europa con identidad propia lo que exige un programa de valores sociales y culturales y objetivos institucionales. En un contexto donde la descentralización del poder del Estado y el desmantelamiento creciente del Estado providencia  no se han visto acompañados de una estructura político-jurídica que pueda garantizar el acceso a los servicios de los sectores con menos ingresos, Grupo Sur aboga por un Estado responsable del respeto, la defensa y la realización de los derechos ciudadanos frente a la neo liberalización de los procesos económicos y laborales; el cuidado de nuestras culturas y lenguas; la preservación de la pluralidad frente a las tendencias hegemonizadoras;
  • Un modelo social que proteja y amplíe los derechos sociales y laborales, mejore los servicios públicos, y profundice en la redistribución de la riqueza y los recursos; que tenga una disposición resuelta de acogida a los desposeídos del mundo con todos sus derechos garantizados.
    Estos rasgos sencillos pero ambiciosos son una seña de identidad de la alianza Grupo Sur que al manifestarse como europea asume su compromiso colectivo de trabajar, junto con los movimientos sociales, por una Europa que supere los procesos economicistas y las política neoliberales, los recortes de las libertades y de los derechos democráticos de los pueblos europeos, la debilidad en política exterior y la fragilidad de los valores que deben sustentar ese espacio al que llamamos Europa.